La Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sugieren facilitar el libre tránsito de mercancías y fortalecer la coordinación entre los países del SICA para asegurar el abastecimiento

 

La propagación de la COVID-19 a nivel global y las medidas sanitarias implementadas para reducir el contagio tiene implicaciones económicas y vinculadas al comercio que demandan la búsqueda de soluciones integrales tanto en el ámbito nacional, regional como multilateral.

 

En los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), los intercambios comerciales intrarregionales ocupan el segundo lugar como destino de todas las exportaciones centroamericanas y de éstas, aproximadamente, el 34,4% corresponde a exportaciones de alimentos. Por este motivo, resulta de suma importancia mantener la fluidez del comercio para asegurar el abastecimiento de los mercados de productos alimentarios y la estabilidad de precios.

 

En esta línea, dentro del Plan de Contingencia Regional, se han contemplado medidas dirigidas a mitigar los efectos económicos negativos de la pandemia en materia comercial, con el objetivo de contribuir a la reactivación de las economías de los países, evitar la escasez de productos, así como apoyar a los países con acciones que faciliten el comercio en medio de la crisis.

 

La Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) respaldan el Plan de Contingencia Regional y sugieren una serie de acciones para mantener el comercio intrarregional alimentario durante la COVID-19.

 

  1. Mantener la plena libertad de tránsito de transporte de mercancías.

Ambos organismos sugieren priorizar la atención en las aduanas de tránsito internacional y las operaciones aduaneras en general de productos críticos, tales como medicamentos, insumos, aparatos y equipos médicos, alimentos y bebidas, productos de higiene y cualquier otro que se disponga para atender la actual pandemia.

 

  1. Coordinar con el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (COMISCA) el listado de productos críticos.

Se recomienda identificar aquellos productos imprescindibles que se requieran para atender la pandemia, tales como medicamentos, insumos, aparatos y equipos médicos, a efecto de que se lleven las rebajas arancelarias que sean necesarias de forma coordinada, a través del COMIECO, para evitar  el desabastecimiento de dichos productos.

 

  1. Fortalecer la coordinación fronteriza interinstitucional de los Estados Parte.

Se sugiere mejorar la coordinación fronteriza y a nivel binacional con el fin de facilitar la colaboración entre las autoridades que ejercen controles en los puestos fronterizos (aduanas, migración, salud, policía, sanitario y fitosanitario).

 

  1. Asegurar el funcionamiento de las plataformas informáticas de apoyo al comercio exterior (DUCA, FYDUCA).

Con el fin de facilitar los trámites de comercio exterior de forma eficiente y continua, se sugieren establecer equipos que trabajen a tiempo completo, protocolos de comunicación y planes de contingencia para que el servicio no sea interrumpido.

 

Las circunstancias actuales demandan de la cooperación entre los países de la región centroamericana con el propósito de complementar las medidas en marcha lideradas a nivel nacional por los Estados Parte. Para ello, los mecanismos de integración regional y multilateral, como la SIECA y la FAO, pueden colaborar en la sostenibilidad de este objetivo para el mediano y largo plazo.

 

Para leer el documento, hága clic en este enlace.