Los países de la región centroamericana se han comprometido a alcanzar de manera voluntaria, gradual y progresiva la Unión Económica Centroamericana. Para ello, se encuentran perfeccionando la Zona de Libre Comercio, por medio de la cual se eliminan las barreras arancelarias y no arancelarias al comercio de las mercancías originarias de la región.